sábado, 14 de mayo de 2016

PORQUE DEBEMOS ORAR CONTINUAMENTE Y HABITUALMENTE

PORQUE DEBEMOS ORAR CONTINUAMENTE Y HABITUALMENTE

Orar continuamente: Es el consejo de San Pablo a los fieles de Tesalónica (1 tes 5,17)
Debemos orar continuamente porque la oración es el medio por el cual los cristianos establecemos una relación especial con Dios. Por la oración hacemos nuestro el misterio de la fe que creemos en el Credo, celebramos en los Sacramentos y vivimos en la práctica de los Mandamientos. Cuando un cristiano ora, dialoga con Dios y eleva su alma para adorarle, alabarle, amarle, darle gracias y suplicarle favores.
Debemos, pues, orar sin interrupción y constantemente, sin cansarnos porque la oración es sumamente necesaria para conseguir la salvación.

Dibujo de niños rezando a colores

Ora habitualmente, con una fe viva, perseverante y vigilante. Encuentra en Jesús el modelo perfecto de oración filial a Dios. Orando recibirás del Señor la luz y su fuerza y tu fe cristiana se va a manifestar y a acrecentar junto con la esperanza y la caridad.
Temas relacionados:

No hay comentarios.:

Publicar un comentario